Justo antes del verano Sony jubila su conocida familia Xperia Z y la sustituye por la nueva Xperia X. Un cambio que unifica diversos modelos alrededor de las 5 pulgadas y que hereda algunas de las mejores características de sus antecesores. Las novedades se encuentra en los materiales, en la cámara y en una batería que promete extender su vida útil.