LG vuelve a intentarlo. Su nuevo G6 es el smartphone estrella de su catálogo y abre las puertas a los dispositivos con pantallas de grandes dimensiones, muy ajustadas al los márgenes frontales. Algo que da como resultado un ratio del 78% de proporción pantalla/cuerpo y cuyo apariencia visual resulta muy atractiva.