No se puede decir que el mercado de lectores de libros electrónicos sea muy variado. Casi ninguna de las grandes marcas Sony, Samsung, LG o Apple tienen en su catálogo ni un eReader básico. Y eso es en buena medida por el buen trabajo de Amazon y sus Kindle. Su fórmula es simple: buen precio en un dispositivo bien fabricado.

La nueva generación apuesta por innovar en la gama alta con el Voyage (189,99€) y el nuevo Paperwhite (129,99€), manteniendo el modelo básico de Kindle en los 79,99 euros. Algo chocante si tenemos en cuenta que su tableta más básica cuesta 59,99€. Claro que si de verdad la lectura es una pasión, los eReaders son mejor opción que las tabletas.