Samsung acaba de desvelar su Galaxy Note 7, saltándose numéricamente el Note 6 para equipararlo a la familia Galaxy S. De hecho se parecen mucho. El Note 7 es una mezcla de diseño del que hubiese sido el S7 Edge Plus, con un tamaño de 5,7" de pantalla curva, y el clásico Note, ya que incluye un S-Pen con un hardware y unas funciones mejoradas, y un novedoso escáner de iris.