Esta cámara de Nikon dispone de grabación esférica en 360º, una de las tendencias con más tirón entre el gran público que permite generar contenido VR para los visores de realidad virtual. Además, resiste caídas de dos metros, tiene filtro antipolvo y es sumergible a 30 metros. Por último, sus dos cámaras de 180 grados en oposición, cada una con su propio objetivo ultra angular y su sensor, cubren una visión completa del entorno. Un dispositivo preparado para inmortalizar grandes aventuras.