El P9 es un excelente ejemplo de la evolución de Huawei, con sus pros y sus contras. La empresa china ha escalado hasta el podio de ventas a base de mejorar sus móviles de forma constante en terrenos de diseño, construcción, así como calidad de los componentes y funcionalidades populares. Todo ello con la máxima de un precio más ajustado que la competencia.