El nuevo iPhone SE no incluye todo lo mejor ni tampoco un diseño innovador, pero es el modelo más barato de Apple y también el que tiene una pantalla más pequeña. Sus 4" desafían a un mercado que se ha establecido en unas 5" de media. Su precio de entrada es de 489 euros y cuenta con mucha tecnología de la que tienen sus hermanos mayores los 6s pero por 260 euros menos, algo que, sin duda, lo hace atractivo para gran cantidad de usuarios.