Huawei se ha hecho un lugar en el podio de marcas con mayor número de móviles vendidos en el mundo en 2015 y no ha sido por casualidad. Su asalto al mercado ha tenido una estrategia basada en un precio muy asequible, una mejora progresiva del diseño y la construcción, y un programa de lanzamientos con mejoras tecnológicas bastante acertadas. El Huawei Mate 8 es la culminación de toda esta estrategia orientada al mercado de los phablets.