La compañía coreana ha presentado el LG G5 con una propuesta interesante: poder intercambiar módulos que potencien diversas funcionalidades (fotografía, música, etc.) del smartphone. Ahora toca averiguar si una idea tan transgresora ha sido bien ejecutada por LG y logra atraer, no solo la atención, sino también a nuevos usuarios hacia la marca. De momento lo hemos probado durante unos minutos y esta ha sido la experiencia.