HTC lleva tiempo buscando a si misma y con el modelo 10 parece que han encontrado una buena fórmula. Un smartphone atractivo, sólido, potente y equilibrado. Todo esto hace que el HTC 10 sea un dispositivo Android muy convincente, pero sin embargo no acaba de sorprendernos en ninguna de sus prestaciones. ¿Será suficiente para conquistar al público?