La actriz Scarlett Johansson, última invitada en el exitoso programa de humor estadounidense Saturday Night Live, se ha convertido en centro de atención mediática por su ácida parodia de Ivanka Trump, hija de Donald Trump.