El Manchester City superó (2-4) al Nápoles en el Estadio de San Paolo y aseguró su presencia en octavos de final de la Liga de Campeones en la cuarta jornada de la fase de grupos, mientras que el Besiktas acaricia su histórica clasificación en un Grupo G en el que el Oporto se aferró a sus opciones doblegando (3-1) al Leipzig.

Los de Pep Guardiola hicieron los deberes aún con dos jornadas por delante, en la señalada visita a tierras italianas. Con 12 puntos dejaron certificado su pase a la siguiente fase, mientras que con 3, el Nápoles se queda al borde del abismo. La victoria (3-1) del Shakhtar Donetsk sobre el Feyenoord deja a los italianos a seis puntos del segundo puesto que ostentan los ucranianos en el Grupo F.

El City alargó su gran momento en tierra hostil. El cuadro napolitano comenzó incluso por delante por medio de Insigne, pero los ingleses dieron la vuelta al marcador con dos cabezazos de Otamendi y Stones. Jorginho de penalti aún dio vida a los locales pero Agüero, que se convirtió en el máximo goleador histórico del City (178 goles), y Sterling sentenciaron a la carrera.

Mientras, en el Grupo G, el Besiktas empató en casa (1-1) ante el Mónaco, para acercarse un punto más a su primera presencia en octavos de final de la 'Champions'. El cuadro turco no recibió el favor del Leipzig en el otro encuentro. Y es que el Oporto, con Casillas de nuevo de suplente, se aferró a sus opciones en un duelo directo con una gran victoria (3-1).

Danilo y Maximiliano Pereira hicieron los dos goles que confirmaron la superioridad portuguesa en la segunda mitad del Estadio do Dragao. Los lusos suman así seis puntos y dejan al Leipzig en tercera posición con cuatro puntos. El Mónaco, por su parte, revelación del pasado curso, se queda contra las cuerdas con tan solo dos puntos.

En los grupos con representación española, el Tottenham rubricó su pase matemático a los cruces desde el Grupo H después de superar (3-1) al Real Madrid. Sin embargo, el empate (1-1) en el otro encuentro entre el Borussia Dortmund y el APOEL Nicosia mantiene intactas las opciones de los blancos, con cinco puntos de margen sobre el cuadro alemán, quien marca la tercera plaza.

Mientras, el Liverpool se quedó con el liderato en solitario del Grupo E, aunque sigue todo abierto. La victoria de los ingleses (3-0) sobre el Maribor, con los tres tantos en la segunda mitad, les permite sumar ocho puntos, uno más que un Sevilla que recuperó el pulso a la competición superando (2-1) al Spartak Moscow. Los rusos aún así están vivos con cinco puntos.