Cristiano Ronaldo restó importancia a la supuesta crisis de resultados y juego que atraviesa el equipo madridista, tras cosechar este miércoles la derrota en Champions League ante el Tottenham (3-1) y perder el pasado domingo en el campo del Girona, responsabilizando en parte a las bajas que tiene la plantilla —Carvajal, Navas o Bale— y a las salidas de este verano de juegadores importantes como James, Morata o Pepe.

"¿Crisis? ¿Qué crisis? No sé qué quiere decir. La gente olvida muy rápido lo bueno. Crisis jamás, podemos perder tres o cuatro partidos pero nunca hay crisis. No hay que olvidar lo que hemos hecho", aseguró en zona mixta el portugués.

"El partido no fue tan desigual, fue más equilibrado. Ellos marcaron en sus oportunidades y nosotros no: esa fue la diferencia. No nos pasaron por encima. Su gol en fuera de juego cambió las cosas. Hay que aceptar que no estamos en un buen momento y que hay que trabajar", comentó Cristiano.

"Fue un palo muy grande ir perdiendo 3-0, aunque, para mí, no reflejaba bien lo que estaba pasando en el campo", prosiguió.

La plantilla junta es más fuerte; no es una plantilla peor, pero tiene menos experienciaSin embargo, Cristiano hizo un llamamiento a la calma y dijo que se trata simplemente "de una mala racha" y que la gente "no puede olvidar" que ganaron las últimas dos Champions League. "Es malo porque perdemos y estamos acostumbrados a ganar. Es sólo una mala racha, pero queremos cambiarla y estoy seguro de que vamos a conseguirlo. Todavía tenemos mucho tiempo para mejorar", indicó el astro portugués. "No podemos estar siempre bien; hay que cambiar y admitir que no estamos como queríamos. Sin embargo, no veo las cosas tan mal; hay que estar con confianza", admitió.

El portugués sí reconoció que en el seno del equipo echan de menos a los lesionados Dani Carvajal y Gareth Bale y que les vendría bien la "experiencia" de Pepe, James Rodríguez y Álvaro Morata, quienes dejaron el club blanco en verano con rumbo a Besiktas, Bayern Múnich y Chelsea, respectivamente.

"Los jugadores que han llegado tienen mucho potencial. Pepe, Morata, James, nos hacían más fuertes, pero los de ahora son más jóvenes. Nos hacen falta también Carvajal y Bale. La plantilla junta es más fuerte; no es una plantilla peor, pero tiene menos experiencia y eso es muy importante. Sin embargo, no es una excusa: estoy contento y no pueden saltar las alarmas", señaló Cristiano.