El alero DeMare Carroll aportó 24 puntos, incluidos cuatro triples, y seis rebotes que lo dejaron como líder de los Nets en el partido que ganaron a domicilio por 88-98 ante los Grizzlies, que sufrieron la octava derrota consecutiva.

A pesar de tener la baja por lesión del escolta-alero estrella D'Angelo Russell, los Nets fueron de menos a más en el partido para al final imponer su mejor juego de conjunto y conseguir la victoria que les permitió romper una racha de tres derrotas consecutivas.

Junto a Carroll, que logró su mejor marca individual en lo que va de temporada, el alero reserva Trevor Booker aportó un doble-doble de 16 puntos, 11 rebotes y cuatro asistencias.

El escolta Joe Harris llegó a los 13 tantos y repartió seis asistencias para completar la lista de los tres jugadores de los Nets (7-12) que tuvieron números de dos dígitos.

El pívot español Marc Gasol y el escolta-alero reserva Tyreke Evans con 18 puntos cada uno encabezaron el ataque de los Grizzlies (7-12), que tienen la peor racha perdedora en lo que va de temporada.

Estoy más enfadado de lo que puedo mostrar

Gasol jugó 28 minutos como titular y anotó 6 de 17 tiros de campo, falló los dos intentos de triple que hizo, y acertó 6-6 desde la línea de personal.

Pero el jugador de Sant Boi no tuvo protagonismo dentro de la pintura al aportar cinco rebotes, ni tuvo buen control de balón con cuatro perdidas de las 14 que acumuló el equipo.

"Odio no jugar. Me lo tomo como algo personal", dijo un frustrado Marc. "No sé el por qué. Es la primera vez para mí, créeme, y no me ha gustado nada. Estoy más enfadado de lo que puedo mostrar", sentenció.

El español, que pasó el último cuarto del partido en el banquillo, argumentó: "Si no estoy en la cancha es que no me valoran".