El tenista suizo Roger Federer anunció tras su victoria en Basilea que no jugará el último Masters 1.000 del año en París, por lo que el español Rafael Nadal cerraría la temporada como número uno del mundo si derrota al coreano Hyeon Chung o al alemán Mischa Zverev en su debut en la capital francesa.

El de Manacor, que tras caer ante Federer en la final de Shanghai optó por descansar y no jugar en Basilea, llega a la ciudad del Sena como número uno y principal favorito para llevarse el que sería el séptimo título de la temporada. Mucho antes, ganando solo un partido, el balear se aseguraría terminar el año en lo más alto del ranking mundial por tercera vez en su carrera.

El octavo título de Federer en Basilea este mismo domingo apretaba la batalla por el número uno que mantienen el español y el suizo en este final de temporada, a la que la decisión del helvético, que ha vuelto a priorizar dosificar su calendario, parece poner punto y final antes de la última cita en el torneo de Maestros.