El español Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula 1, se estrenó este domingo al volante del TS050 Hybrid de Toyota en el test de novatos del Mundial de Resistencia (WEC) en el circuito de Bahréin.

El asturiano, cuya participación fue confirmada a última hora del sábado, completó 37 vueltas durante la primera tanda matinal y, tras la pausa para comer, volvió a rodar para completar otras 76 vueltas.

Alonso consiguió un mejor crono de 1:43.013 y se quedó a 2.769 segundos del mejor registro, firmado por el alemán Timo Bernhard, quien comparte el Porsche 919 Hybrid con el brasileño Pietro Fittipaldi, coronado recientemente como campeón de la Fórmula V8 3.5.

Este test de novatos se disputa un día después de las 6 Horas de Bahréin, que cerró el calendario del campeonato mundial de resistencia WEC.

"Es la oportunidad perfecta y para Toyota Gazoo Racing es un honor preparar su 1,000hp TS050 Hybrid para Fernando Alonso", señaló Toyota en un comunicado.

El español, de 36 años y actualmente en el equipo McLaren de Fórmula 1, pilotó un coche hybrid LMP1 desarrollado para la máxima categoría del Mundial de Resistencia para empezar a preparar su participación en las 24 Horas de Le Mans, el próximo mes de junio.

"Fue un gran día. Probar un LMP1 (Le Mans Prototype 1) siempre es algo agradable para cualquier piloto de carreras porque estos coches son increíbles de conducir. Son muy consistentes durante todo el stint y eso es algo muy positivo. Hace mucho tiempo que quería probar un coche de estos y hoy he podido lograrlo, así que estoy feliz", aseguró Alonso.