Los jugadores de los Oklahoma City Thunder de la NBA no podían creer lo que vieron cuando bajaron del avión que los llevó de Minnesota a Chicago. El morro de la aeronave de Delta Airlines en la que viajaban estaba completamente abollado.

Muchos jugadores, entre ellos el español Álex Abrines o el flamante fichaje de esta temporada Carmelo Anthony, compartieron en redes sociales fotos del avión. Algunos, como Steven Adams, preguntó a la NASA.

Posteriormente, una portavoz de Delta Airlines explicó que el avión colisionó con un pájaro. Al parecer, este tipo de incidentes no son extraños, porque esa parte del avión se fabrica con materiales muy ligeros y las velocidades a las que viaja una aeronave provocan grandes daños con cualquier choque, por pequeño que sea el objeto de la colisión.