El Olympique de Marsella es el último obstáculo del Atlético de Madrid hacia un nuevo título europeo. En un principio, disputar la Europa League resultó un bajón en lo anímico, ya que no hay ninguna duda de que el equipo rojiblanco estaba preparado para haber avanzado en la Champions League, y de hecho Gabi dejó unas polémicas declaraciones hacia el título que a partir de ese momento pasaba a ser objetivo del equipo. Sin embargo, llegados a este punto, la ilusión por volver a visitar Neptuno es enorme. Estos son los puntos fuertes y débiles de su rival:

Los puntos fuertes

Thauvin y Payet: Sin duda las grandes amenazas del cuadro francés. Payet es duda y es la peor noticia que puede tener Rudi García, porque se trata de su futbolista más determinante desde el punto de vista individual. Thauvin, por habilidad, es el jugador más capacitado para desbordar a la ordenada zaga rojiblanca.

Maxime Lopez: Su titularidad es una incógnita, porque quizás Rudi García busque un perfil más físico para su medio campo. La incidencia de Antoine Griezmann en los tres cuartos de campo puede hacer titular a Zambo Anguissa, un jugador con más capacidad física. Sin embargo, con Maxime Lopez el Marsella ganará un pase de calidad que puede romper las líneas rojiblancas.

Rudi García: Evidentemente Diego Pablo Simeone es un argumento potentísimo para el beneficio del Atlético de Madrid, pero el Marsella también tiene en su banquillo un entrenador de primera fila. El extécnico de la Roma ha sabido potenciar muy bien a sus futbolistas, y a diferencia del argentino, podrá alentar a sus jugadores desde la banda.

"Localía": El Olympique de Marsella no juega en su estadio, pero sin embargo tiene el aliciente de disputar un título cerca de su ciudad y además, en el campo de uno de sus grandes rivales. La motivación será máxima y sin embargo, la presión de jugar en su propio feudo, inexistente. Una mezcla explosiva.

Los puntos débiles

Laterales en defensa: Si Rudi García apuesta por Sarr y Amavi en ambos laterales, el Atlético de Madrid debe aprovechar el uno contra uno que puedan hacerse en ambas bandas. Es cierto que Koke no es un jugador de ese perfil, pero futbolistas con más chispa en ese sentido como Vitolo o Correa pueden marcar la diferencia.

Los centrales contra Diego Costa: El hispanobrasileño es uno de los jugadores destinados a decidir la final, pero más teniendo en cuenta el enfrentamiento directo ante centrales. Rami o Luiz Gustavo (el brasileño está jugando mucho ahí) sufrirán con la pelea del delantero del Atlético de Madrid.

Elección de su medio campo: Rudi García tiene buenas alternativas, pero tanto si decide hacia un sentido u otro, a su centro del campo le faltará algo. Si apuesta por Maxime Lopez, tendrá menos filtro defensivo, y si se decide por Zambo Anguissa o Kamara, perderá creatividad.

Experiencia: El Atlético de Madrid, con tres finales europeas en las últimas cinco temporadas, cuenta con un bloque mucho más capacitado para afrontar mentalmente un duelo de este tipo. Eso puede ser decisivo en los momentos de máxima exigencia.