Desde que apareció el bitcoin en 2009, no ha dejado de ser objeto de polémica por la volatilidad de su valor y su uso, pero no son pocos quienes creen en el futuro de esta divisa digital y apuestan por acercar la "moneda del futuro" a través de cajeros automáticos, como el instalado recientemente en Madrid.

El bitcoin es una divisa digital encriptada que se desarrolló en 2009 a través de una plataforma informática abierta, que no está sujeta a ningún organismo regulador o supervisor y que circula a través de redes informáticas puerto a puerto (P2P).

El pasado 12 de septiembre se instaló en Madrid un cajero automático de esta criptodivisa -el segundo en la capital-, que ha sido fabricado por la empresa española BTC Fácil, mientras que ATMs Bitcoin Exchange ha sido la encargada de su instalación.

La gerencia del centro comercial Castellana 200 asegura que en un principio "desconocían" las posibilidades que podía ofrecer el cajero de bitcoins para los clientes, pero una vez que "investigaron" sobre el producto, les pareció una oferta "positiva".

Destruir el bitcoin sería tan complicado como destruir internet

"Aún a día de hoy la mayor parte de la población no conoce el bitcoin o lo considera lejano, pero no éramos conscientes del número de fieles que ya tiene esta divisa virtual", afirman desde el centro comercial y explican que, por ello, se decidieron "a probar y desde que está instalado siempre hay gente jugueteando".

También indican que "todavía es pronto" para realizar una estimación aproximada sobre el uso del cajero, pero recalcan que están "muy satisfechos" con la decisión tomada teniendo en cuenta "el interés que genera".esde BTC Fácil subrayan en el documento que envían a las empresas que solicitan sus servicios que "destruir el bitcoin sería tan complicado como destruir internet".

El 'bitcoin', en fase de (lento) crecimiento

Uno de los socios fundadores de BTC Fácil, Miguel Ortuño, explica que la criptodivisa se encuentra todavía en "una fase temprana", al igual que sucedió "en los años 90 con el uso del fax y el desconocido correo electrónico de la época".

Asimismo, la empresa reconoce la desventaja de bitcoin por su uso ilícito para realizar evasiones fiscales, robos y estafas, aunque afirma que este uso es "muy minoritario" y que se realizan igual que con "dinero en metálico".

Desde este tipo de cajeros, los clientes pueden retirar el dinero de su cuenta o monedero digital de bitcoin en forma de euros o ingresar dinero en euros para convertirlo en moneda virtual.

El valor de esta moneda ha variado en las últimas semanas en unos 70 euros, entre los 239 euros por bitcoin y los 309 euros, según la oferta y la demanda.

El alto valor de la moneda no supone "ninguna dificultad" para los pagos de pequeñas cuantías, asegura Ortuño, ya que el bitcoin se puede dividir "en cien millones de partes" y supone una "revolución" para los nuevos modelos de negocio, dado que los pagos trabajan sin comisiones.

"Una vez que se comiencen a conocer las ventajas del bitcoin será de uso común y es algo que también queremos mostrar en los cajeros automáticos, que incluyen tutoriales de cómo funciona la moneda", ha añadido el socio fundador de BTC Fácil.

Sin embargo, el primer cajero instalado en Madrid en 2014, en el hotel One Shot Recoletos 04 y colocado por la empresa Bitcoin España, fue desinstalado hace ya un año de la recepción del establecimiento, según fuentes del mismo.

"El cajero se utilizaba, como mucho, una vez al mes y casi siempre acudían con problemas con la divisa", desvela la secretaria del hotel, Ana Estevez.

Habrá que esperar todavía unos años parar ver como avanza el futuro del bitcoin y si realmente podrá destronar al dinero metálico.