Varios activistas de Greenpeace han escalado la emblemática construcción parisina y han desplegado a la siete de la mañana (hora local) un mensaje en contra de la candidatura de Marine Le Pen, del Frente Nacional, con el lema "Libertad, Igualdad, Fraternidad", tan emblemático de Francia como la Torre Eiffel.

En sus redes sociales, la delegación gala de la organización ecologista añade: "No dejemos al Frente Nacional poner en riesgo nuestros valores" acompañando del hashtag #Resist.

Emmanuel Macron y Le Pen se disputarán la segunda vuelta de las elecciones en Francia este domingo 7 de mayo.

El líder del movimiento En marche! y la dirigente del Frente Nacional confirmaron en la primera vuelta las previsiones y obtuvieron los dos primeros puestos. El candidato de Los Republicanos, el conservador François Fillon, quedó en tercer lugar (19,9%), mientras que en cuarta posición se colocó el izquierdista Jean-Luc Mélenchon (19,6%). El descalabro mayor fue para los socialistas franceses, liderados por Benoît Hamon (6,4%), quereconocieron el fracaso electoral.

El pase a la segunda vuelta de Macron y Le Pen deja fuera de juego a las dos familias políticas que tradicionalmente se han repartido el poder en estos últimos años: Partido Socialista y Los Republicanos —antes Unión por un Movimiento Popular (UMP)—.

Una hipotética victoria de Le Pen preocupa tanto dentro como fuera de Francia, en la medida en que sería la primera dirigente ultraderechista jefa de Estado en la UE y, además, lo sería de uno de los seis países fundadores. Su mensaje populista y antieuropeo le ha permitido reeditar el éxito logrado por su padre en 2002.

La líder del Frente Nacional ha llamado a todos los "patriotas" a votar por ella en la segunda vuelta, una "oportunidad histórica" a la que se presenta como "candidata del pueblo" y confiada de poder derrotar al "heredero" de Hollande.