La Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid (APIM) pondrá en marcha un servicio de asistencia jurídica ante los tribunales para la defensa de la propiedad intelectual y los derechos de autor de sus socios, de forma gratuita y especializada.

De esta forma, APIM se convertirá en la primera organización del país conformada por profesionales de todas las ramas de la ilustración aplicada en ofrecer este servicio.

"Percibimos que la mala praxis en la contratación, remuneración y uso de derechos de explotación de obras seguía siendo generalizada y las denuncias por parte de los autores, escasas o nulas por la precariedad en la que la mayoría de los autores viven", señala Miguel Teso, socio de APIM y uno de los encargados de su Asesoría Jurídica.

En 2016 surgieron una serie de casos de plagio en diferentes campos. Uno de los más sonados fue el del proyecto que recopiló las denuncias a Amancio Ortega por presuntas copias. Una de ellas fue la denuncia pública que lanzó la diseñadora Tuesday Bassen a Zara, tras la que se sumaron más artistas.

Para conocer más sobre el funcionamiento de este nuevo servicio gratuito de asistencia jurídica, el Museo ABC ofrecerá una charla informativa el 18 de mayo a las 18.00 horas, en la que participarán Carla Berrocal, ilustradora y presidenta de la APIM; Miguel Teso y David García Aristegui, escritor y sindicalista.

La Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid trabaja para dar a conocer el valor cultural de la ilustración, divulgar la figura de los autores como creadores de patrimonio cultural y dignificar la profesión, sin recibir ningún tipo de beneficio económico.