Agentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta han detenido a un varón de 23 años de edad cuya identidad responde a las iniciales A.A.Y. que este martes ha sido condenado por conformidad como autor de un delito de abuso sexual por dejar su teléfono móvil grabando en el interior del baño para mujeres de un supermercado de la ciudad autónoma.

Según ha informado la Jefatura en una nota a los medios, el sujeto fue arrestado por un presunto delito contra la intimidad y el derecho a la propia imagen después de colocar su móvil encima de un secador de manos "con la función de vídeo encendida" de tal forma que "podía registrar imágenes de las mujeres que hacían uso íntimo del baño de señoras".

El terminal fue localizado por una agente que se encontraba fuera de servicio y que, al salir del baño, se encontró a su propietario.

En su declaración ante la Policía, el detenido reconoció los hechos y confesó haber realizado "algunas otras grabaciones de tipo similar" que posteriormente borraba. Se mostró arrepentido y pidió "ayuda profesional" para que consideró "un problema personal".