El grupo UCOS de la Policía Local de València ha desalojado este fin de semana un centenar de vehículos del aparcamiento del Cementerio General para evitar carreras ilegales, según ha informado este cuerpo de seguridad en un comunicado.

Concretamente, el pasado viernes 3 de noviembre, la Policía estableció varios dispositivos en este emplazamiento donde controló 25 vehículos e identificó a 33 personas.

Asimismo, se impusieron 14 denuncias: seis denuncias por no haber pasado la ITV, dos por hacer caso omiso a una señal vertical de prohibición, dos por no presentar el permiso de conducir, una por reformas de importancia en el vehículo, otra por no presentar el permiso de conducir, una por conducción negligente y otra por no poseer el permiso de conducir que habilitase para la conducción del vehículo que llevaba, por lo que se inmovilizó.