La instalación de los nuevos equipos y sistemas se ha llevado a cabo en las líneas Azaila-Vinaceite, de 10 kilovoltios, Andorra-Circunvalación Norte, de 15 kilovoltios, y Valderrobres-Peñarroya, de 25 kilovoltios, ha informado Endesa en una nota de prensa.

La compañía ha explicado que la inversión realizada forma parte del conjunto de actuaciones llevadas a cabo en su ámbito de distribución con el objeto de mejorar la fiabilidad y renovar la red eléctrica de media tensión.

La adecuación y mejora de estas infraestructuras "permitirá aumentar la calidad del suministro eléctrico que se presta a los clientes residenciales e industriales dependientes de estas redes", ha apostillado.