De ello han informado fuentes de la Guardia Civil y de la Policía local consultadas por Europa Press. Fueron unos operarios del Consistorio los que alertaron de que la estatua, construida en bronce, no estaba.

Ésta no es la primera vez que desaparece en la localidad lucense el busto de Fraga, que en ocasiones anteriores fue recuperado y repuesto en su lugar.

Además, la estatua ha sufrido numerosos actos vandálicos. En marzo de este mismo año habían aparecido pintadas en el busto y también en la fachada de la casa natal del expresidente, ubicada en la céntrica Rúa da Pravia de Vilalba.

En junio de 2016, el busto y el pedestal sobre el que se encuentra en la Alameda fueron derribados.