Rueda ha hecho estas declaraciones en el marco de una jornada de movilizaciones convocada por los sindicatos SPJ, USO, CUT, UGT, CSIF, CCOO, CIG y STAJ, que han coordinado para este jueves concentraciones delante de las sedes judiciales en ciudades gallegas.

Así, el vicepresidente gallego y responsable de Xustiza ha puntualizado que "respeta toda manifestación pacífica", si bien se justifica en "una serie de limitaciones legales de la Administración autonómica con respecto al aumento de las retribuciones de todos los trabajadores públicos, no solo los de la Administración de Justicia".

En este sentido, ha comentado que espera que "en los próximos días" puedan tener conversaciones con los afectados "para intentar llegar a un acuerdo", dentro "de los condicionantes legales que impiden una subida en la retribución, que es lo que están reclamando", ha puntualizado.

La parte sindical ha advertido que "de no ser escuchados por la Xunta", seguirán adelante con las medidas de presión previstas, dos jornadas de huelga en diciembre, tras lo que seguirá una huelga indefinida a partir de la última semana de enero del próximo año.