La investigación llevada a cabo, gracias a la colaboración ciudadana, se centró en un vecino de esta localidad que suministraba cocaína a varias localidades de la zona como Arenas de San Pedro, La Adrada, La Parra, Lanzahíta, Pedro Bernardo, Guisando y Serranillos.

La cocaína la recibía un vecino de Guisando, que también ha sido arrestado, y que hacía las funciones de negociador con un proveedor.

Los registros practicados terminaron con la incautación de 53 gramos de cocaína compacta y se gran pureza, una báscula de precisión y otros útiles para el envase de las papelinas.

Según la Guardia Civil, se ha conseguido cortar una importante vía de introducción y distribución de cocaína en el Alto Tiétar.