El jurado popular constituido en la Audiencia de Soria ha hallado a Driss Faseh culpable del asesinato de su esposa Rachida ocurrido el 22 de junio de 2015, si bien se está a la espera de solventar un defecto de forma en el veredicto.

Inicialmente, el veredicto le ha declarado culpable, aunque el mismo no es definitivo debido a un defecto de forma, ya que la magistrada de la Audiencia Provincial de Soria ha establecido que el jurado popular debía argumentar mejor sus razonamientos. Por tanto, en unas horas podría hacerse definitivo dicho veredicto si el jurado popular resuelve estos defectos de forma.

La magistrada de que preside este juicio de jurado ha sido la encargada de realizar este martes la primera lectura del veredicto a puerta cerrada, dentro de este proceso que comenzó el pasado 6 de noviembre.

El acusado, Driss Faseh, propinó una brutal paliza a su esposa, Rachida Nour, y seguidamente la asfixió, todo ello en presencia del bebé de ambos, de dos meses.

Los forenses certificaron que su cuerpo presentaba al menos ocho golpes en la cabeza y varios en el resto del cuerpo, aunque especificaron que no fue la causa de la muerte ya que la víctima falleció por asfixia.

La magistrada, una vez emitido el veredicto con las correciones oportunas, será la que imponga la pena a este hombre que está en prisión en Soria desde el 23 de junio de 2015.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular piden para el asesino 20 años de prisión, la privación de la patria potestad respecto del hijo de ambos, la prohibición de aproximarse a él menos de 500 metros, los hermanos, cuñados y padres de la fallecida durante un periodo de treinta años, así como, en concepto de responsabilidad civil, el pago de una indemnización de 210.000 euros en favor del hijo y de otros 90.000 para los padres de la fallecida por daños morales.