La ruta para cicloturistas de carretera del Camino del Cid, junto a las rutas para bicicleta todo terreno BTT-MTB, serán las principales apuestas del Consorcio que estará presente en el certamen dentro del stand de la Junta de Castilla y León.

La oferta cicloturista del Camino del Cid es única en España. Se trata de un itinerario de 2.000 kilómetros de longitud, dividido en 10 rutas de entre 60 y 360 kilómetros unidas entre sí y que atraviesa la península de noroeste a sureste siguiendo las huellas de Rodrigo Díaz, el Cid Campeador.

La ruta discurre por carreteras secundarias muy atractivas para el cicloturista de alforjas y generalmente con poco tráfico. Mientras, el Camino del Cid para bicicleta todo terreno BTT-MTB es un clásico de las grandes rutas. Tiene una longitud total de 1.485 kilómetros, también está dividido en varias rutas y en su mayor parte sigue senderos y caminos rurales.

Ambos recorridos, tanto el cicloturista como el BTT, están señalizados y además la página web oficial del itinerario www.caminodelcid.org ofrece información muy útil y de interés como topoguías, mapas y tracks junto a la información práctica necesaria para realizar alguno de los recorridos.

CAMINO DEL CID EN CYL

El Camino del Cid tiene su inicio en Vivar del Cid, en Burgos, y atraviesa ocho provincias españolas: Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante.

Dos de las rutas del Camino del Cid, la Ruta del Destierro y Tierras de Frontera, atraviesan territorio castellano y leonés por las provincias de Burgos y Soria.

El Camino del Cid en la provincia de Burgos tiene cuatro hitos ineludibles: Vivar del Cid, patria chica del Campeador; Burgos, ciudad de abundantes referencias cidianas; el monasterio de San Pedro de Cardeña, íntimamente ligado al personaje, y Spinaz de Can, paraje que algunos autores sitúan en Pinarejos.

A su paso por Soria, el gran protagonista del Camino del Cid es el río Duero, un espacio natural singular y en la Edad Media un vasto espacio fronterizo entre Castilla y Al-Ándalus. Todo el territorio está jalonado de atalayas y castillos, siendo el más emblemático, la fortaleza califal de Gormaz.

Las huellas cidianas en Soria son muy numerosas y a su paso el Camino del Cid atraviesa poblaciones con un rico patrimonio, especialmente románico, como San Esteban de Gormaz, El Burgo de Osma, Berlanga de Duero, Medinaceli, o Castillejo de Robledo, donde algunos autores ubican la legendaria Afrenta de Corpes.