El consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, ha manifestado en una jornada sobre el Diálogo Social que todas las Administraciones trabajan "intensamente" para que la empresa, que sufrió un incendio que destruyó la fábrica el 5 de noviembre, pueda reconstruir la fábrica de productos lácteos.

La Junta facilitará que "cualquier contrato laboral que no se pueda mantener por un ERE de fuerza mayor no se convierta en un ERE extintivo, sino suspensivo" para que se mantenga la relación entre trabajadores y empresa.

Así, concederá subvenciones para complementar el subsidio de desempleo de los 120 trabajadores de la plantilla.