Según informa la Policía Nacional, los hechos que motivaron la detención comenzaron cuando el 26 de octubre se recibió una denuncia en la que una mujer manifestó que se dispuso a sacar 500 euros del cajero automático de una entidad bancaria del barrio de O Couto con su tarjeta y que desconocía si el cajero le dio el dinero o se lo dejó olvidado.

Por ello, relatan las mismas fuentes policiales, la denunciante contactó con la entidad bancaria, que le contestó que el arqueo del cajero era correcto.

Por ello, agentes del Grupo de UDEV comenzaron la investigación de los hechos, que finalizó el día 22 con la localización y detención de los presuntos autores del delito de hurto.

Los detenidos son una mujer de 27 años de edad natural de Ourense, a la que no le constan arrestos anteriores, y un varón de 24 años, también de Ourense y con dos antecedentes anteriores.

Los dos jóvenes detenidos por un delito de hurto han quedado en libertad en dependencias policiales, han confirmado las mismas fuentes.