Según ha señalado la secretaria general de CCOO de Albacete, Carmen Juste, este jueves tuvieron una reunión con el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, y les manifestó que "tienen intención de solucionar este tema".

Esa solución sería que las "cosas sigan como hasta ahora", hasta que se produzca ordenadamente una licitación y los trabajadores puedan "subrogarse a la nueva empresa", ha señalado.

"Para nosotros lo importante es que no se suspendiese el servicio y que los afectados no dejaran de ir a su trabajo ni un solo día porque supondría entrar en conflictos jurídicos que no sabríamos cómo se iban a resolver".

Por otro lado, desde CCOO aseguran que han podido hablar con la empresa Mombus y que les ha "mostrado su intención" de seguir como hasta ahora hasta mientras la Junta siga subvencionando el servicio y "no reciban ninguna comunicación oficial".

La responsable sindical ha recordado que las líneas están caducadas desde 2012 y ha insistido en que "hay que ponerle una solución" pero no a través de una "imposición directa" sin pensar en los trabajadores porque "la mayoría hubiera ido a la calle".

Carmen Juste también ha confirmado que, en su día, el Ministerio les enseñó el documento que demostraba que la Junta habría solicitado la segregación de estas líneas, a pesar que desde el Gobierno regional les aseguraran que no tenían ninguna comunicación oficial y que el expediente administrativo no se había completado, y por tanto "ellos entendían que no era el momento de que se produjera esa segregación".

En opinión de la sindicalista, este punto será uno de los que "se solucionen" en la reunión, pero "parece claro que sería la Junta quien se quedaría con las líneas y licitaría el servicio". Esa licitación definitiva podría tardar entre seis meses y un año, según ha finalizado Carmen Juste.