El proyecto arqueológico Peña del Moro, ubicado en la localidad segoviana de Navas de Oro, ha documentado restos de materiales anteriores a la Edad del Bronce, en concreto de la cultura del Vaso Campaniforme, lo que viene a ratificar la "importancia" de este yacimiento.

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, el director del proyecto, el arqueólogo segoviano Raúl Martín Vela, que ha avanzado que las excavaciones han certificado la existencia de tres viviendas prehistóricas datadas dos de ellas en la Edad del Bronce y una en los inicios de la I Edad del Hierro. "Ésta última se asienta sobre las dos anteriores, definiendo una continuidad del poblamiento en el yacimiento desde una perspectiva insólita y desconocida hasta la fecha", ha puntualizado.

En este punto, Martín Vela, ha insistido en que los estudios que en la actualidad se están llevando a cabo han demostrado, además, la presencia de restos materiales de una fase anterior perteneciente a la Edad del Cobre (2000 a.c.), concretamente a la cultura del Vaso Campaniforme, "apuntalando" de esta forma la "importancia" que este "singular yacimiento" tuvo durante la "prehistoria reciente" en el noroccidente de la provincia de Segovia.

Unos resultados que el equipo que conforma el Proyecto Arqueológico Peña del Moro ha presentado en las VII Jornadas de Arqueología del valle del Duero, que se han celebrado recientemente en el Museo de la Evolución Humana en Burgos. "Han tenido una gran acogida y han contado con el respaldo del mundo académico y profesional, afianzando el proyecto como uno de los más punteros de la provincia de Segovia dados los fantásticos e inéditos resultados obtenidos", ha valorado el arqueólogo segoviano.

CONTINUIDAD

No solo los resultados de las excavaciones han sido satisfactorios. También la cantidad de actividades que se han realizado en torno al yacimiento han tenido una "gran acogida" por parte de los habitantes de la zona. "Cuando presentamos el proyecto dijimos que iba a ir más allá de excavaciones e informes. Queríamos interactividad, que la gente de la zona pusiera en valor el patrimonio histórico que tiene y creo que se ha conseguido", explica.

Así, durante este verano, al margen de las excavaciones, se han llevado a cabo numerosas iniciativas relacionadas con el yacimiento como visitas guiadas al castro, así como a otros yacimientos de la provincia, talleres de talla lítica, juegos romanos y recreaciones de la Edad de Bronce, entre otras.

Las excavaciones y las iniciativas generadas a su alrededor tendrán continuidad el próximo año al contar con el respaldo de la Junta, el Ayuntamiento de Navas de Oro y el impulso de patrocinadores privados como Kairos Digital Solutions, Huerta de la Retamilla, Flashback Archaeológica, Cervezas Estrella Damm (Mónica Jiménez Galán), Setas Fernando Vela, Maembar Maderas y Embalajes Bartolomé SL.

SEÑALIZACIÓN

Una señal de que el proyecto cobra peso y va a tener continuidad en el futuro es que el "interés y los esfuerzos" del equipo en dar "visibilidad" al yacimiento se ha cristalizado esta semana con la señalización del emplazamiento con un panel informativo que ilustra de una "forma didáctica" algunos de los aspectos "más esenciales" de la de la Peña del Moro.

Esta iniciativa ha corrido a cargo de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, que sigue "apoyando las investigaciones en Navas de Oro". El atril ha sido diseñado y forjado por el herrero de Navas de Oro, José Antonio Escribano, y la ilustración es de Raúl Sánchez, pintor profesional del municipio segoviano.