Zamora ha amanecido este sábado con los nuevos carteles de la campaña contra la violencia de género que esta semana ha generado una gran polémica a nivel nacional, puesto que se hacía mención a determinados chistes machistas que cosificaban a la mujer. En estos nuevos mensajes se puede leer "¿Y ahora? ¿Te vas a reír cuando escuches un chiste machistas? La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice".

"Se aclara así lo que la mayoría de las personas habían entendido: que con la campaña no se fomenta el machismo ni el sexismo", ha especificado la concejala de Igualdad, Laura Rivera, quien ha apuntado que la campaña municipal "rechaza y denuncia, se hacen visibles y se toma conciencia del machismo que desprecia a las mujeres y fomenta la violencia aunque no lo veamos, o quizá porque no lo vemos cada día, aunque esté delante de nuestros sentidos".

Por tanto, los carteles que desde este sábado, Día Internacional Contra la Violencia hacia la Mujer, sustituyen a los que se pusieron en pasado 21 de noviembre, denuncian, rechazan y visibilizan la violencia que subyace en los chistes machistas, "como ejemplo de los que cada día se esconden en actitudes, dichos y hechos cotidianos que configuran un concepto social de la mujer en la que se le pierde el respeto como sujeto de derechos humanos, que favorece la desigualdad y con ella el maltrato y hasta el asesinato", ha explicado Rivera.

La campaña ha desatado la indignación, según la concejala, "por un hecho que estaba normalizado en la vida cotidiana y que, lejos de hacer gracia como algunas personas pueden haber interpretado, ha provocado un debate que, con mayor o menor acierto, ha conseguido que se vea y que se denuncie", ha considerado. "Ha sido una campaña que en ningún momento ha provocado la chanza o la risa y que se ha percibido con seriedad y no con frivolidad, pese a algunas críticas recibidas en ese sentido que los hechos han demostrado infundadas", ha añadido.