Según ha explicado la gerente del Área de Salud, María Antonio Pedraza, los pacientes susceptibles de entrar en estos programas se beneficiarán del seguimiento desde su centro de salud o desde su domicilio, del tal modo que el Servicio de Cardiología del Complejo Asistencial de Ávila les enviará el informe correspondiente del estado de su dispositivo, sin tener que trasladarse al hospital.

En el Área de Salud de Ávila existen al menos 2.000 pacientes que, por su patología cardiaca, precisan tener implantados dispositivos de estimulación.

El seguimiento del funcionamiento de estos dispositivos se realiza en el Complejo Asistencial de Ávila por parte del servicio de Cardiología, mediante cita en consulta presencial para evaluar con los programadores los parámetros electrofisiológicos, control de batería y, si es preciso, ajustes de dichos parámetros.

Actualmente el Complejo Asistencial de Ávila está en disposición de realizar el control remoto de los marcapasos y los desfibriladores automáticos implantables a través de programas de transmisión telemática o bien por vía satélite.