Así lo ha afirmado la presidenta de las Cortes de Castilla y León este lunes, durante su participación en el foro 'Retos de la Democracia en el siglo XXI desde la Cuna del Parlamentarismo', organizado por el Diario de León, donde ha compartido debate con la presidenta de la Audiencia Provincial de León, Ana del Ser, el jurista Francisco Sosa Wagner y la experta en política Esther Seijas.

Silvia Clemente ha señalado que los retos de la Democracia en el siglo XXI se han acrecentado con "lo vivido en los últimos meses en Cataluña", que ha avivado el debate "sobre la necesidad de mantener firmes los retos de la democracia" porque "si bien los parlamentos son el cauce de representación de los ciudadanos" el Parlamento de Cataluña "ha vulnerado todas las reglas establecidas y todos los principios democráticos, el sometimiento al principio de legalidad y el sometimiento al estado de derecho".

Para Clemente la crisis catalana ha causado que se haya roto "con los derechos de las minorías", ya que "se impidió que una buena parte de la representación parlamentaria pudiera participar en el debate de dos leyes que se quisieron erigir sobre el estado de derecho y que fueron declaradas como inconstitucionales".

Por ello, ha reiterado que "no hay nadie que esté por encima del interés general y del principio de legalidad, ni el Parlamento de Cataluña ni una multitud de personas que se pongan de acuerdo en vulnerar la Constitución como hicieron el día 1 de octubre".

Clemente ha insistido en que "la legalidad permite a todos mantener la convivencia, el ordenamiento jurídico, el Estado de Derecho, las instituciones o la separación de poderes", elementos que al fin y al cabo "permiten vivir de una manera pacífica y mantener una convivencia entre todos los que habitan este país con la garantía de sus derechos".