El concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, ha explicado que desde el curso escolar 2007-2008, todos los vehículos dedicados al transporte escolar deben cumplir unos requisitos sobre condiciones de seguridad, como que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, la antigüedad máxima de los vehículos, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar señal de transporte escolar, entre otros.

A pesar de que el autobús es el medio de transporte que presenta el índice de lesividad más bajo, la especial sensibilidad social sobre los menores hace, según ha resaltado Salguero que se "extremen las medidas y controles sobre seguridad vial, especialmente por la importancia del transporte escolar en la zona urbana, fundamentalmente en determinados lugares donde existe una mayor concentración de colegios".

Los agentes de la Policía Local durante la campaña realizan controles a autocares y minibuses con inspecciones de vehículos (autorizaciones y documentación de condiciones técnicas y elementos de seguridad, cinturones y sistemas de retención), inspecciones y control sobre los conductores (permiso de conducción, tiempos de conducción y descansos). Además, se comprueba la utilización de los sistemas de retención por todos los usuarios del transporte escolar.