En un comunicado, el sindicato ha informado de que la trabajadora afectada ha suscrito durante su vida laboral diferentes contratos con la UPV/EHU, por lo que ha venido ocupando ese puesto de trabajo de profesora, primero como asociada y posteriormente como colaboradora sin solución de continuidad desde 2006.

El Tribunal, según ELA, asume la tesis de "la existencia de fraude y abuso generalizado en la contratación temporal utilizada por la universidad".

El sindicato ha indicado que esta es la primera de las siete demandas que ha presentado en el Juzgado de lo Social para el reconocimiento del contrato de los trabajadores afectados como indefinido. Se han celebrado tres juicios, por lo que se está a la espera de dos sentencias en breve y la celebración de los cuatro juicios restantes.

Se trata de una sentencia que no es firme, por lo que habrá que esperar a que se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en caso de recurso, pero ELA ha valorado "positivamente" esta sentencia, ya que "puede servir como precedente para otras trabajadoras de la UPV-EHU y de la Administración pública".

A juicio del sindicato, este fallo judicial "debe modificar de raíz la actual forma de contratación que rige en la UPV y en los distintos sectores de las administraciones y reitera otra vez que se puede solucionar este tema en la mesa de negociación y es por ello que pedimos a la UPV/EHU que reúna a la mesa de negociación con el objetivo de estabilizar el empleo".