Así lo han acordado en el pleno municipal celebrado en la localidad alcarreña, que tendrá como primer edil al que hasta ahora ejercía como portavoz de los socialistas, según ha informado el PSOE en una nota de prensa.

Arranz ha agradecido el apoyo del resto de concejales y se ha mostrado "ilusionado" de cara a esta nueva etapa, en la que, ha dicho, abrirá "las puertas a todos los integrantes del Ayuntamiento que quieran colaborar en las tareas municipales".

Además, ha mostrado su deseo de que tanto el Ayuntamiento como todo el pueblo recuperen "la normalidad, dejando atrás el periodo convulso que se ha vivido en estos últimos meses", en los que dimitieron dos de los cuatro concejales que tenía el PP.

Al tratarse de un municipio con cinco concejales y sistema de listas abiertas, la ley establece que corresponde reemplazarlos por los dos candidatos siguientes que hubieran obtenido mayor número de votos en las pasadas elecciones municipales.

En este caso, ambos eran del PSOE, por lo que, una vez que tomaron posesión, este partido pasó a tener mayoría absoluta en la Corporación. En esa situación de minoría, el anterior alcalde, José Ramón Fernández, presentó su dimisión del cargo, aunque continúa ahora como concejal.