El Parlamento Vasco han aprobado una iniciativa que insta al Gobierno autonómico a impulsar la creación de dos nuevos juzgados específicos de violencia contra las mujeres en Bilbao, así como a dotar de los recursos materiales y el presupuesto necesario a estos espacios.

Esta resolución ha sido aprobada este miércoles, de forma unánime, por la Comisión de Trabajo y Justicia del Parlamento Vasco, que ha debatido sobre este asunto a propuesta de EH Bildu.

La comisión también ha acogido la comparecencia de la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, que ha informado de que el Servicio de Atención a la Victima del Gobierno Vasco ha atendido 1.256 casos de violencia machista en lo que va de año.

La enmienda aprobada por los grupos de la comisión insta al Departamento de Justicia del Gobierno autonómico a dotar a todos los juzgados de violencia de género de Euskadi de "los recursos materiales necesarios, incluido el acceso a agua y a máquinas expendedoras de alimentos".

Asimismo, le pide que, en colaboración con las instituciones y agentes judiciales, y con las asociaciones de víctimas, impulse en la Conferencia Sectorial de Justicia la creación de dos juzgados más

de violencia contra las mujeres en Bilbao.

Estos nuevos juzgados sustituirían a los juzgados sectoriales de Getxo y Barakaldo que en la actualidad se encargan de estos asuntos, y se añadirían a los juzgados específicos sobre este tipo de violencia que ya existen en Vitoria y San Sebastián.

ASISTENCIA LETRADA

El Parlamento también ha instado al Ejecutivo autonómico a recomendar a los colegios de abogados la revisión del turno de oficio sobre asistencia letrada a mujeres víctimas de violencia machista, así como a aumentar, "si fuera necesario", el número de personas que se encargan de este servicio.

Por otra parte, la Cámara pide que se sigan adoptando medidas para que los palacios de justicia dispongan de espacios para menores de edad y mujeres víctimas de violencia machista, o para que se adopten medidas que garanticen la "debida asistencia" a estas personas.

La enmienda aprobada este miércoles insta al Ejecutivo autonómico a asegurar el acceso de las víctimas de violencia machista a la Justicia, evitando la "revictimización".

La parlamentaria de EH Bildu Jone Goirizelaia, que había presentado la iniciativa original que ha motivado este debate, ha destacado la importancia de adoptar medidas ante las "carencias y disfunciones" que presentan los juzgados de violencia machista.

LA CONSEJERA, "OPTIMISTA"

La Comisión de Trabajo y Justicia también ha acogido la comparecencia de la consejera Maria Jesús San José, que se ha mostrado "optimista" respecto a la posibilidad de seguir "ampliando y perfeccionando" las medidas para hacer frente a la violencia contra las mujeres.

La consejera de Trabajo y Justicia ha presentado a los parlamentarios el informe sobre la situación actual y las previsiones de la Administración de Justicia para combatir la violencia de género.

San José ha informado de que según los últimos datos del Servicio de Atención a la Victima del Gobierno Vasco,

a lo largo de este año se han realizado casi 2.500 asistencias, de las que el 51% (1.256) corresponden a víctimas de violencia de género.

La consejera ha recordado que en 2016 se realizaron 2.534 asistencias, de las cuales 1.325 (el 52%) estuvieron motivadas por casos de violencia de genero.

San José ha explicado que las víctimas acuden a este servicio "bien por decisión propia o por derivación de otros servicios públicos", como la Ertzaintza o los Servicios Sociales. Además, ha señalado que en la actualidad existe un Servicio de Acompañamiento Jurídico Terapéutico, en el que se asigna un profesional de referencia a las personas afectadas, que propone las herramientas a utilizar en cada situación.

Entre otros instrumentos, este servicio ofrece apoyo psicológico y asesoramiento sobre asistencia jurídica gratuita y sobre ayudas económicas o de acceso a vivienda. La consejera ha señalado que todas estas actuaciones están dirigidas "a empoderar a las víctimas para que sean protagonistas de sus decisiones".

"Son medidas que contribuyen a mejorar sus condiciones a la hora de acudir a los juzgados y a minimizar, en lo posible, los niveles de estrés que produce el desconocimiento del entorno, las figuras judiciales y la coincidencia con el victimario", ha añadido.