Así, con todas las declaraciones y denuncias realizadas, los agentes de la Guardia Civil pertenecientes a los Puestos de Nuñomoral y Caminomorisco, procedieron el pasado día 22 de noviembre a la detención de este joven, al que le ha sido retirado el permiso de conducir como medida cautelar.

Los hechos han tenido lugar durante el mes de noviembre, tras tener conocimiento de que por las carreteras que unen las localidades de Nuñomoral, Caminomorisco y Pinofranqueado, circulaba de "forma asidua" un vehículo de alta gama, que ponía en peligro a los diferentes usuarios de las vías.

De esta forma, tras realizar diferentes gestiones y declaraciones de algunos conductores afectados, se ha podido verificar que el conductor de este vehículo realizaba adelantamientos en zonas y tramos de vía con curvas peligrosas, realizando este tipo de adelantamiento incluso a autobuses de transporte escolar, así como maniobras peligrosas frente a los centros educativos.

De este modo, la constancia diaria de estas acciones, que ponían en peligro la integridad de los demás conductores, creó una "gran alarma social" entre los vecinos de esta poblaciones hurdanas; además, la Guardia Civil pudo comprobar que su "único objetivo era entorpecer y amedrentar a los usuarios de estas vías de comunicación".

En este sentido, la Guardia Civil pudo comprobar que en alguna ocasión, tras realizar adelantamientos indebidos a gran velocidad en curvas muy peligrosas, se situaba delante del vehículo al que había adelantando, aminorando la velocidad hasta los 20 kilómetros por hora, por lo que ponía en peligro con estas actuaciones la vida de los demás conductores, ocupantes y usuarios del transporte escolar.