Tanto en San Isidro como en Valle de Laciana- Leitariegos se está trabajando para que todos los servicios se encuentren "en perfecto estado", si se cumplen las previsiones meteorológicas. Además, en las dos Estaciones, se está llevando a cabo un "intenso trabajo" para crear nieve artificial, ya que se dan las condiciones propicias.

En San Isidro, se realiza esta tarea en la zona de Cebolledo y en Valle de Laciana- Leitariegos se lleva a cabo la innivación artificial en la zona media- alta. Desde la Diputación se está a la espera de las nevadas, para saber su alcance y poder acondicionar las pistas, según la cantidad que caiga durante estos días.

El calendario oficial de la temporada 2017/2018 contemplaba que San Isidro y Leitariegos abrirían sus puertas desde el 1 de diciembre y que la temporada finalizaría el 8 de abril de 2018.

Según el diputado encargado de las Estaciones, Miguel Ángel del Ejido, "las previsiones son buenas, ya que anuncian nevadas intensas durante los próximos dos días, y todo está preparado para ofrecer a los esquiadores diferentes pistas y todos los servicios de San Isidro y Valle de Laciana- Leitariegos en el menor espacio de tiempo posible".