El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Martin Ibabe, el director del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Imanol Andonegui, y los técnicos de Protección Civil, Jon Uranga y Txetxu Mendizabal, han presentado este jueves el Plan, que busca definir los viales y zonas sensibles de atención prioritaria y establecer los procedimientos generales de activación y coordinación de los recursos municipales y externos llamados a intervenir.

Tal y como han explicado durante la presentación, el alcance del plan "viene definido por las características de los riesgos inherentes a las nevadas y bajas temperaturas en el municipio y que exigen una respuesta extraordinaria por parte de los servicios que integran Protección Civil".

En esa línea, han apuntado que se trata de "garantizar la cobertura de todas las emergencias que pueden surgir como consecuencia de las adversas condiciones meteorológicas durante la época invernal", así como "paliar los efectos sobre la población y sus bienes, estableciendo la adecuada coordinación de los medios intervinientes y el dimensionamiento del operativo llamado a intervenir".

El plan está dirigido por el concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, que junto con una mesa de seguimiento compuesta por diferentes servicios municipales -Guardia Municipal, Movilidad, Protección Civil, Bomberos, Servicios Sociales, Mantenimiento Urbano- que trabajarían en la Sala de Crisis del parque de Bomberos de San Sebastián en caso de tener que activarse.

La validez de este plan de actuación con carácter estacional comprende desde el 1 de diciembre de 2017 al 31 de marzo de 2018, aunque fuera de época podría activarse si las condiciones meteorológicas lo determinaran. Durante ese tiempo, los diferentes servicios tratarán de minimizar los efectos de la nieve y poder restablecer los viales y servicios más prioritarios para que no se paralice la ciudad y se garanticen los servicios necesarios.

Para ello, entre los distintos medios materiales de los que se disponen en el parque de Bomberos, así como en el parque móvil de Igara, el Ayuntamiento almacena en ambos lugares un total de 70 toneladas de sal (43 en Igara en 31 palets de 1.400 kilos cada uno y 27 en el silo de Granel del parque de Bomberos). Además, si fuera necesario, por carencia de sal o necesidad urgente, podrán solicitar a Bidegi sal de los depósitos de Andoain y Oiartzun.