El personal de la factoría -que hasta la convocatoria de la mesa de negociación el 7 de diciembre desconocerá las circunstancias del ERE- se dedicará durante el próximo mes al desmantelamiento de las instalaciones.

El presidente del comité de empresa, Avelino García, ha afirmado que "no era el momento de presentar un ERE" porque "no sobra nadie". Por su parte, García Pedrosa ha señalado que el sindicato no comparte "que el ERE tenga carácter exclusivamente extintivo", argumentando que "era mejor una suspensión temporal de contratos para que no haya una desvinculación de la empresa" si se confirma que Elnosa "no descarta el cambio tecnológico".

Avelino García ha pedido a la plantilla "que confíen" en la labor del comité de empresa, cuyo objetivo es "negociar que los trabajadores de más edad se prejubilen en las mejores condiciones".

Así, el ERE afectaría a un mínimo de 10 de los 65 empleados, de los cuales "seis o siete son mayores de 65 años", ha explicado. En este sentido, García ha justificado este enfoque de la negociación "por lógica y para dar oportunidades a la gente más joven".

SUBCONTRATADOS

La situación que atraviesa Elnosa también ha afectado a una decena de trabajadores de empresas subcontratadas que se dedicaban a tareas de mantenimiento del recinto, alguno de ellos con más de 20 años de antigüedad.

Elnosa tenía contrato con estas firmas hasta el 30 de noviembre pero, a tenor de las circunstancias, la dirección de la clorera decidió "no renovarlo", ha indicado García.

El presidente del comité de empresa ha calificado de "penoso" que Elnosa no tenga respuesta por parte de Costas en cuanto a la renovación de la concesión, algo que "está precipitando los acontecimientos". Aunque admite que la empresa "tiene sus motivos", Avelino García sostiene que "no era necesario" llegar al actual extremo, si bien era una posibilidad que "estaba ahí" y "podía ocurrir", ha admitido.

No obstante, ha reprochado a la dirección de Elnosa que desde que deje de producir cloro a partir del 11 de diciembre y hasta que comience la producción de hipoclorito o lejía común, como alternativa productiva, aún pasará al menos un mes porque "los equipos no llegan hasta mediados de enero".

En cualquier caso, también la elaboración de hipoclorito está en entredicho debido a que Elnosa todavía carece de Autorización Ambiental Integrada. "Hasta mediados de enero no fabricaríamos nada", ha precisado Avelino García.