Este estudio permitirá determinar los efectos beneficiosos en la salud cardiovascular de esta variedad de manzana, ha informado en un comunicado este viernes el IRBLleida.

Los investigadores han escogido especialmente la manzana de pulpa roja por su aportación en antocianos, compuestos habituales de las frutas rojas que presentan efectos antioxidantes beneficiosos para la salud.

El estudio corresponde a un proyecto coordinado con el Grupo de Investigación en Nutrición Funcional, Oxidación y Investigación de Enfermedad Cardiovascular (NFOC-Salud) del Departamento de Medicina y Cirugía de la Universitat Rovira i Virgili (URV), liderado por Rosa Solà.

El Grupo de Investigación de Antioxidantes del Departamento de Tecnología de los Alimentos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agraria de la UdL, liderado por Maria José Motilva, en colaboración con el servicio científico-técnico de la Unidad de Detección y Tratamiento de enfermedades Aterotrombóticas (Udetma) y el Laboratorio de Imagen Vascular del IRBLleida, han iniciado este estudio que cuenta con diez voluntarios sanos de 25 a 50 años.

En el proyecto, que se ha llevado a cabo el mes de noviembre, los voluntarios, en ayunas, han comido un 'snack' de manzana roja (que equivale a la ingesta de dos manzanas) y, posteriormente, se han sometido a muestras de sangre y de orina en diferentes tiempos y hasta 24 horas.

La ingesta del 'snack' deshidratado permite preservar todos los compuestos bioactivos y las vitaminas de la fruta fresca y aumenta la concentración de los compuestos beneficiosos para la salud cardiovascular, sin efectos secundarios.