En un comunicado, el portavoz del grupo juntero de Podemos-Ahal dugu en Juntas de Gipuzkoa, Juantxo Iturria, ha señalado que habrá que "estudiar conjuntamente otros usos culturales más amplios para el edificio, pero proponer otro hotel no es serio".

Además, ha criticado que el PNV proponga poner un hotel en este emblemático lugar "cuando hay miles de plazas hoteleras en construcción" y ha defendido que "el Palacio de Miramar es un patrimonio cultural de la ciudad y debe seguir siendo público".

A juicio de Iturria, "el equilibrio financiero y los criterios exclusivamente económicos no deben dirigir el sentido de las decisiones que toma el PNV sobre el patrimonio".

"Hay que considerar también la rentabilidad social de una infraestructura cultural y valorar la apertura de este equipamiento y sus jardines a usos sociales y culturales más amplios", ha apuntado

Iturria ha señalado que "el pretexto del alto coste del mantenimiento esgrimido por el alcalde donostiarra", Eneko Goia (PNV), "no es más que una excusa para seguir mercantilizando la ciudad y para seguir midiendo las cosas sólo en términos económicos".

"Es una tomadura de pelo que el PNV apele ahora al coste del mantenimiento de lo público, cuando es el propio PNV, liderando ese tripartito que ha formado con el PSE y el PP, el que ha propuesto reducir la recaudación de las arcas públicas al impulsar una rebaja del Impuesto de Sociedades a las empresas con grandes beneficios", ha señalado.

A juicio de Iturria, la "preocupación por el precio del mantenimiento del patrimonio público" de la formación jeltzale "contrasta con la alegría que tienen para gastar el dinero que es de todos en consultorías, planes de comunicación, campañas de autobombo institucional o subvenciones a organizaciones afines".