"Lo hacemos por necesidad, porque es necesario colaborar con estas enfermedades, con estas familias y con este instituto. Es interesante para Campo de Criptana y no es un gasto, sino una inversión en lo social y en lo sanitario", ha dicho Lucas-Torres.

También ha defendido la situación de este centro estratégicamente, ya que "Campo de Criptana está muy bien ubicado y este proyecto es viable geográficamente. Le viene bien a las familias de Albacete, Cuenca, Toledo y Ciudad Real, para las que somos el centro".

Por ello ha considerado que "es una gran noticia para el instituto y estamos dispuestos a colaborar con otras instituciones públicas para su implantación, como la Consejería de Sanidad y el Gobierno de España".

A través de la Asociación para el desarrollo rural Mancha Norte están buscando la financiación oportuna para la construcción del centro.