Concretamente, Martín, que recuperó la alcaldía de Sanxenxo en mayo de este año tras un acuerdo con los independientes que ostentaban el bastón de mando, había sido denunciado por la recalificación de unos terrenos hace más de diez años y se seguía contra él una causa por un supuesto delito contra la ordenación del territorio y por cohecho y negociación prohibida a funcionario público.

La primera denuncia se presentó ante el Seprona en agosto de 2006 por la Asociación de Vecinos San Cristóbal de Portonovo y, en ella, se afirmaba que Construziona había obtenido una licencia para un edificio que afectaba a un humedal protegido. Dos meses después, la asociación decidió presentarse como acusación particular, y ampliar la denuncia a los delitos de cohecho y negociación prohibida.

Entre tanto, Telmo Martín fue elegido senador del PP por Pontevedra y hubo una consulta al Tribunal Supremo, como aforado. El alto tribunal determinó, en aquel por momento no investigar a Martín, ya que dijo que "por ahora" (en referencia a marzo de 2013) no constaban "indicios de criminalidad".

ONCE AÑOS DE INVESTIGACIÓN

El juzgado número dos de Cambados abrió una investigación para determinar si la construcción de tres bloques de viviendas en la zona del humedal de Baltar, en Portonovo, Ayuntamiento de Sanxenxo (Pontevedra), suponía un delito contra la ordenación del territorio.

En un primer momento, el juzgado acordó el archivo de la causa, pero esta orden fue revocada por la Audiencia Provincial de Pontevedra. Posteriormente, la asociación vecinal que impulsó la primera denuncia, amplió sus acusaciones.

En esa ocasión apuntaban a Telmo Martín, que ya había sido alcalde de Sanxenxo entre 1999 y 2006, ya que Construcuatro, empresa de la que era socio, obtuvo "ingentes beneficios", en la venta a la empresa Construziona de los terrenos sobre los que se construían los bloques de viviendas. Además, aludían a una recalificación de los terrenos en el Plan General de Ordenació Municipal (PGOM) aprobado durante el mandato de Telmo Martín.

Tras desaparición de documentación de la causa, el Juzgado de Instrucción número 2 de Cambados dictó, en julio de 2012, un auto en el que señaló la existencia de indicios "que hacían presumir la posible comisión del delito contra los recursos naturales y el medio ambiente", así como "un delito de cohecho y otro de negociaciones prohibidas a los funcionarios" por los nuevos hechos denunciados, por lo que se inhibió a favor del Supremo, al ser Telmo Martín aforado.

ARCHIVO DE LA CAUSA

Después de once años, y según han informado los populares de Sanxenxo este sábado, las diligencias han sido archivadas y sobreídas este pasado 20 de octubre.

"Aunque ha tardado 11 años, finalmente la Justicia ha confirmado que no hubo ninguna ilegalidad en la concesión de la licencia, que era falso que afectase a un humedal y que la acusación de cohecho y negociación prohibida a un funcionario público no tenía base, pues no hubo recalificación ni beneficio ilegal", ha afirmado este sábado Telmo Martín, a través de un comunicado.

En ese mismo comunicado, el actual regidor de Sanxenxo ha cuestionado la lentitud de la Justicia a la hora de resolver este caso, pero también ha culpado a "partidos políticos que usan la acusación particular para perjudicar a un rival". En este sentido, ha señalado al BNG, ya que en medio de este proceso Telmo Martín se presentó a las elecciones a la Alcaldía de Pontevedra, donde gobiernan los nacionalistas desde 1999, y que en 2007 "consiguió mantener aunque estuvo a punto de perderla".

Telmo Martín subraya que el peritaje que fue aportado en su momento a la causa "acredita que no sólo no hubo recalificación", sino que "además" el plan general "redujo la edificabilidad de la parcela".

"NUNCA MÁS VOLVERÉ A HABLAR DEL TEMA"

"Hago público este largo comunicado porque creo que tengo el derecho y la obligación de informar a la opinión pública de cómo se han producido los hechos. Especialmente, cuando he tenido que soportar once años de instrucción del caso sin haber sido siquiera imputado a lo largo de todo este tiempo. Once años de graves acusaciones al ritmo de las respectivas elecciones a las que he concurrido", denuncia Telmo Martín.

El actual regidor de Sanxenxo cree que su comunicado "generará reacciones entre quienes señala como responsables de la puesta en marcha y mantenimiento de una denuncia absolutamente infundada, pero me da igual", entre los que citó al concejal del BNG Vicente García Legísima, que se personó como acusación particular.

Telmo Martín concluye su declaración asegurando que "cierra este desagradable capítulo" de su vida y afirmando que "nunca más" volverá "a hablar del tema".