Las rachas alcanzaron durante la pasada jornada valores significativos en las localidades castellonenses de La Pobla de Benifassà, con hasta 68 kilómetros por hora, Atzeneta del Maestrat (60), Vilafranca (51) y Morella (44), según el balance del Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Generalitat.

Durante todo el domingo, la Comunitat Valenciana está en nivel verde (sin riesgo) por viento, aunque continúa soplando fuerte del noroeste en el interior de Castellón en las primeras horas del día, del oeste flojo en el resto. La jornada ha comenzado con heladas en las comarcas alejadas de la costa, principalmente en las zonas altas

Predominarán los cielos despejados, las temperaturas mínimas sin cambios o en ligero descenso y las máximas en ascenso suave, sobre todo en la mitad norte de la región. Los termómetros anotarán valores especialmente bajos en el interior de la provincia de Alicante.

En las capitales de provincia, el mercurio oscilará entre 14 y 3 grados en Castellón de la Plana y 14 y 2 tanto en València como en Alicante. La localidad castellonense de Vinaròs alcanzará los 15 grados y las valencianas de Ontinyent y Requena registrarán valores negativos de -3 grados, al igual que la alicantina de Alcoy.

El frío y el viento vuelve a estar acompañado del aviso por peligro de incendios forestales: rojo (extremo) en el interior de la provincia de Castellón, amarillo (alto) en el litoral castellonense y el oeste de Valencia y verde (sin riesgo) en el resto de la región, según el 112.

INICIO DEL PUENTE

La semana del puente de diciembre arrancará este lunes, día 4, con avisos en nivel amarillo (riesgo) por temperaturas mínimas de hasta -4 grados en el sur de la provincia de Valencia y el noroeste de Alicante, sobre todo durante la madrugada y a primera hora del día. Por contra, subirán los termómetros en el interior norte de Castellón. Esta situación continuará el martes 5, de nuevo con heladas en las zonas altas.