Un partido de la Liga Nacional de Juveniles, en su grupo XIV (Andalucía y Ceuta), ha sido suspendido debido a una invasión de campo del público provocada por el lanzamiento de una botella a la grada por parte de un jugador de la Gimnástica de Ceuta.

Los hechos se han producido este domingo en el estadio Alfonso Murube con motivo del encuentro que enfrentaba al Sporting de Ceuta —que ejercía como local— frente a la Gimnástica de Ceuta, los dos clubes de la ciudad que militan en la categoría nacional juvenil.

La situación se produjo en el minuto 92 cuando un jugador de la Gimnástica lanzó una botella al público y provocó una invasión del terreno de juego.

El colegiado del encuentro, Salvador Alcaraz, decidió dar por finalizado el partido, cuando todavía faltaban dos minutos, que iba ganando el Sporting de Ceuta por un gol a cero.

El incidente se ocasionó después de que en el tiempo añadido y tras una disputa entre varios jugadores, el colegiado expulsara a un jugador del Sporting y a dos de la Gimnástica.

Uno de estos expulsados de la Gimnástica fue el que protagonizó el lanzamiento de la botella al público, provocando la suspensión del partido.